Espíritus utilizados en la brujería

In document 1. Principios Prácticos de Guerra Espiritual (página 109-122)

“Espíritus utilizados en la

brujería”

fisiología experimental. Aprovechó el viaje y trajo a Caracas equipos para los laboratorios del hospital José María Vargas. Hernández se dedicó a la docencia, el ejercicio profesional y a la práctica religiosa, puesto que quiso ser sacerdote. Por esta razón, fue profesor desde 1891 a 1916, siendo su cátedra más importante la de bacteriología. Entre las publicaciones científicas de este médico venezolano se encuentran “Elementos de Bacteriología” (1906), “Sobre la angina de pecho de naturaleza palúdica” y en 1912 publica “Elementos de filosofía”. Después de su muerte en Junio de 1919 la gente de Trujillo comienza a venerarlo, atribuyéndole milagros, desde allí los espíritus inmundos han tomado control del asunto y ahora se invoca por medio de los médium en más de quince países.

El espíritu inmundo de José Gregorio.

En el espiritismo existen dos espíritus inmundos de José Gregorio, el busto de color blanco, que según la tradición es para sanar y el busto de color negro el cual es utilizado por los brujos para enfermar y para matar. Por lo general las personas que lo idolatran no hacen diferencia de esto, en ocasiones se ve que en las casas velan los bustos negros que producen enfermedad, muerte, plagas y destrucción, creyendo que les traerá sanidad.

¿Cómo entra José Gregorio en una persona?

Cuando se le consulta por medio de un médium buscando sanidad, cuando se tienen altares en las casas con fines de veneración y protección, cuando la persona ha sido consagrada en la familia a ese espíritu, cuando toma aguas consagradas con José Gregorio o cuando ha sido trabajada con una brujería con él.

¿Qué síntomas presenta una persona influenciada con José Gregorio?

Cuando la persona ha sido consagrada o ha estado consultando a José Gregorio buscando sanidad, va a soñar con un hombre vestido de blanco y con sombrero, el cual generalmente deja una estela de olor a flores o a alcohol antiséptico.

Cuando está siendo trabajada con brujería de José Gregorio, la persona sueña con un hombre vestido de negro con sombrero, sueña con cucarachas, con piojos en su cabeza o en la cabeza de otras personas, con ratones en abundancia o con cualquier otra clase de plaga; Sueña frecuentemente con personas fallecidas, sean familiares o no, con el cementerio, con tumbas, etc.

En la casa de las personas atacadas con este espíritu van a abundar las plagas, van a aparecer gusanos de una manera inexplicable, cucarachas, chinches, hormigas, garrapatas, ratones; una mosca grande verdosa que persigue a la persona donde quiera que vaya y comején en grandes cantidades invadiendo los muebles y paredes. Van a sentir un olor a podrido como de animal muerto dentro de la casa o alrededor de la persona. Van a sufrir de enfermedades frecuentes, escalofríos, dolor de cabeza, sombras negras que frecuentan por las noches, pesadez en el cuerpo, cansancio, somnolencia, agotamiento, un peso y un dolor cansado y terrible en la nuca, inflamación en los ovarios y descontrol del periodo menstrual, a veces con hemorragias grandes, como también ausencias del periodo. El vientre se le va a inflamar constantemente, va a sentir que algo se le mueve en el estomago, deseos de vomitar o de escupir. Sobre todo, los que son atacados con José Gregorio van a sufrir de múltiples enfermedades, dolencias en los huesos, en las articulaciones, azúcar alta, descontrol en la presión arterial, problemas del colon, de los pulmones, de los riñones o cáncer supuesto.

Las enfermedades causadas por José Gregorio tienen unas peculiaridades especiales que las diferencian de las enfermedades comunes, y es que no aparecen en los exámenes médicos y surgen de forma intempestiva, sin haber antecedentes en la familia o sin una razón específica.

Diferentes clases de trabajo con José Gregorio

Los elementos básicos de los altares o entierros con José Gregorio son los siguientes: La imagen o el cuadro en la parte superior del altar, velas encendidas, vaso de agua, flores —margaritas— blancas, tierra de cementerio, huesos de muerto y la foto o el muñeco de la persona a trabajar. A este espíritu no le gusta el tabaco, le colocan agua y alcohol antiséptico. Todo lo demás que se coloca en el altar o en el entierro es para especificar la clase de enfermedad que se va a ministrar a la persona, como por ejemplo:

1. Trabajos de plaga.

Aparte de lo básico que se acaba de mencionar, los brujos colocan un frasco o botella llena de plagas diversas, entre ellas; cucarachas, hormigas, comején, moscas, garrapatas o chinches. Luego oran pidiendo que esa plaga invada y destruya la economía, la salud y la armonía de tal persona.

Forma de destruir este trabajo.

Se ora en el nombre de Jesús, pidiendo con autoridad que se queme, se destruya y quede sin poder la imagen o el cuadro de José Gregorio; luego se ordena que se apaguen, queden sin poder y se destruyan las velas, los muñecos, fotos o prendas que tengan de la persona y por último se deja sin poder las plagas y se les ordena que se quemen. Paso seguido se ata y se le da la orden en el nombre de Jesús a José Gregorio que salga por respiración profunda, después se le pide a los espíritus de enfermedad, plaga, destrucción y muerte que vayan saliendo uno por uno por respiración profunda, eructos, tos, bostezos o vómitos. La oración de maldición que el brujo hace delante del altar es más o menos la siguiente: “Que la casa de tal persona sea invadida de cucarachas, gusanos y garrapatas. Que todo en ella sea destruido”.

La oración de restauración

Esta es una parte que no puede olvidar, después que la persona expulsa los demonios, hay que restaurar todo en el nombre de Jesús. La economía, la salud, la vitalidad, y la armonía en el hogar.

2. Trabajo de muerte.

Generalmente se hace con un entierro en el cementerio o en cualquier otro lugar, —con los elementos que fueron descritos anteriormente— colocándolo dentro de una bóveda o enterrado en una tumba en el suelo.

El brujo ora para que el espíritu del muerto se le pegue a la persona hasta dejarla lentamente sin vida. La persona va a comenzar a soñar con familiares fallecidos, que la llaman, que se ríen con ella, que le dicen vamos y le señalan el cementerio; van a soñar con el cementerio — porque están enterrados allí, toda persona que le hacen entierros, va a soñar con el lugar donde lo enterraron—, sueña que se ve metida en un cajón de muerto; va a presentar un frío y un dolor muy fuerte y

cansado en la espalda entre los dos omoplatos, especialmente en la región de la nuca, el cuello y los hombros —los espíritus de muertos se pegan en esa parte del cuerpo—, va a experimentar un cansancio, un agotamiento, sueño constante, desaliento para hacer las cosas, pesadez para orar y para leer la Palabra; escalofríos en las tardes, un dolor de cabeza que no se le quita con nada, el cabello se le cae y pierde peso sin razón.

Forma de destruir este trabajo.

Se ora en el nombre de Jesús, pidiendo con autoridad que se queme, se destruya y quede sin poder la imagen o el cuadro de José Gregorio; luego se ordena que se apaguen, queden sin poder y se destruyan las velas, los muñecos, fotos o prendas que tengan de la persona y por último se deja sin poder la tierra y los huesos de muerto y se les ordena que se quemen. Paso seguido se ata y se le da la orden en el nombre de Jesús a José Gregorio que salga por respiración profunda, después se ata y se le ordena al espíritu del muerto que se desprenda de su espalda y se vaya al abismo, que salgan de la persona por respiración profunda, eructos, tos, bostezos o vómitos.

La oración de restauración

Después que la persona expulsa los demonios, hay que restaurar todo en el nombre de Jesús. La salud, su vitalidad, los músculos de la espalda, su vida espiritual, etc.

3. Trabajos para ministrar diabetes.

Los trabajos para ministrar diabetes lo único que tienen de diferente además de lo básico es un vaso con miel de abeja o azúcar, y el brujo pide que esa azúcar ministre su sangre, y la persona va a experimentar el aumento de la azúcar en su sangre.

En este nivel ya usted sabe como deshacer los trabajos y como restaurar todo en la vida de las personas que se van a liberar. De aquí en adelante solo se va a decir los elementos que colocan en el altar y usted sigue la mecánica de destrucción que se ha llevado hasta ahora, la forma para destruir los trabajos de hechicería no varía con ninguno de los espíritus utilizados.

El elemento adicional, además de lo básico del altar es un abejorro colocado en un frasco, ese cocuyo grande y negro que a veces llega a las casas y la gente dice que va a llegar visita. El brujo ora y dice que se meta en el seno derecho —o en cualquier otra parte del cuerpo que a él se le antoje—. Hay que destruir, quemar y desautorizar todo lo que enviaron; ordenar que salga José Gregorio y el espíritu de cáncer supuesto, por las vías que ya usted sabe y luego se hace una oración de restauración por la salud de la persona.

5. Trabajos para ministrar artritis.

El elemento adicional además de lo básico del altar es un poco de sal. El brujo ora y dice que se meta en las articulaciones, las inflame y produzca un fuerte dolor. Hay que destruir, quemar y desautorizar todo; ordenar que salga José Gregorio y el espíritu de artritis por las vías que ya usted sabe y luego se hace una oración de restauración de la salud de la persona.

El ánima sola

Es una leyenda muy antigua, la remontan a los tiempos en que murió Cristo. Dicen que en Jerusalén tenían mujeres destinadas a darles de beber a los que sacrificaban en la cruz. La tarde del Viernes Santo le tocó subir al Calvario a una joven: María Celestina Abdegano. Del ánfora dio a beber a Dimas y a Gesta, los dos ladrones que acompañaban a Jesús. Al salvador lo despreció y por eso Él la condenó a sufrir la sed y el calor constante de las llamas del infierno según la leyenda. María Celestina aparece con un traje blanco en medio de las llamas, dicen que se fue al infierno con el dolor de no haberse podido casar. Una segunda versión cuenta que era una niña muy bien parecida, de pelo rubio y ojos claros.

El espíritu inmundo del Ánima Sola.

El ánima sola es un espíritu semiautónomo, pertenece a la corte de las ánimas. Se le introduce a una mujer, cuando esta tiene un desespero por casarse, —ella quedó con ese anhelo— cuando ve que pasan los años y no ha podido casarse, sin necesidad que la envíen por brujería.

También es utilizada por los brujos para ministrar destrucción, soledad, soltería, tristeza, depresión, suicidio, destrucción de hogar y para dominar la voluntad de los incautos. Con ella se hacen los populares trabajos de amarres, con los cuales atan la voluntad de un hombre, para que se enamore de una mujer.

¿Qué síntomas presenta el que esté siendo influenciado por ese espíritu?

Siente un fogaje impresionante en la espalda, sufre de depresiones severas, le dan ganas de llorar sin razones específicas, quiere mantenerse encerrada, su parte sentimental se vuelve caótica, siente rechazo, los empleos se bloquean, los caminos se cierran, no consigue pareja —los pretendientes se le ahuyentan sin una razón aparente—, siente un desespero horrible de estar con una persona en especial, un aturdimiento en la cabeza, un dolor de cabeza, oye voces de mujer que le llaman por nombre propio, siente que le silban, siente un lazo en la cintura, en los tobillos o en las muñecas de las manos, siente unos deseos impresionantes de quitarse la vida. Produce un desarreglo hormonal, le descontrola la prolactina y el periodo menstrual, sufriendo una ausencia del periodo o hemorragias seguidas y abundantes, quita el apetito y le gusta halar los pies. El ánima sola tiene puesto un vestido blanco de bodas, por eso las personas atacadas con este espíritu, sueñan con mujeres —o con ella misma— vestidas de novia pero no se ve el novio; sueña que le ofrecen sogas para ahorcarse.

¿Cómo ataca el Ánima Sola en una persona?

Por tres razones específicas; primero, cuando la envían por medio de un trabajo de hechicería; segundo, cuando la persona la idolatra o realiza prácticas de trabajos de brujería con ella; y por último, cuando las mujeres tienen un fuerte deseo de casarse y no tienen con quién, cuando comienzan a desesperarse por la edad.

Diferentes clases de trabajo con el Ánima Sola.

Los altares o entierros con el ánima sola son muy sencillos, llevan el cuadro —ese espíritu solo tiene cuadros, no hay imágenes— en la cabecera del altar, velas, muñecos o fotos de la persona que desean trabajar y fuman mucho tabaco. Esto es lo básico, los demás ingredientes varían según lo que se desea realizar a la persona, por ejemplo:

1. Trabajos de soltería y destrucción de hogar.

Esta es la especialidad del ánima sola, como ella es un ánima solitaria, ministra soledad. Con el altar básico y con el solo hecho de hacer la oración y decir que todo pretendiente se aleje de ella, basta para que la brujería haga efecto para toda la vida. La mujer va a experimentar que los pretendientes se alejan sin razón, sin pelear. Si está casada, va a experimentar discusiones, contiendas para separarse, un fastidio a la pareja o un frío sexual, de tal manera que no siente deseos de estar con su pareja.

Forma de destruir este trabajo.

Dejar sin poder uno por uno a todos los elementos del altar y luego ordenar que se quemen uno por uno en el nombre de Jesús. Después se ata y se ordena salir al ánima sola y al espíritu de soledad por respiración profunda, bostezo, tos o vómito. Luego ore para que Dios restaure todo.

2. Trabajos de amarre u oración del tabaco.

Amarre se les llama a las brujerías que hacen para dominar la voluntad de una persona. Cuando alguien está enamorado y no es correspondido, hace un trabajo de amarre para que la otra persona sienta un desespero por ella y venga en su búsqueda. Lo hacen tanto a hombres como a mujeres, se realiza con lo básico de un altar y mucho tabaco, repitiendo una oración que venden en los almacenes de ocultismo que se llama; “Oración de amarre del ánima sola”, la leen delante del altar y fuman tabaco.

La persona afectada con la oración del tabaco, va a sentir un desespero terrible para ir en busca de la otra, no importando la hora ni el peligro, sentirá la cabeza pesada y aturdida, algo de mareo y le cae un fuerte sueño a cualquier hora del día.

Forma de destruir la oración del tabaco.

Dejar sin poder y ordenar que el cuadro del ánima sola se queme en el nombre de Jesús, como también todos los elementos del altar (Fotos, velas y demás). Después se ata y se ordena salir al ánima sola y al espíritu de amarre por respiración profunda, bostezo, tos o vómito. Después se deja sin poder el conjuro del tabaco, el rezo y las palabras que se dijeron en el altar; paso seguido desate la mente y ordene al

humo del tabaco salir de la cabeza de la persona por respiración profunda en seis o siete ocasiones —la persona va a experimentar mareo, esto es normal debido al humo del tabaco que se acumula en la cabeza—. Luego ore para que Dios restaure todo.

Gnomos, duendes o animes

Son espíritus infantiles autónomos, que atacan a los niños sin necesidad que los envíen por brujería. Son inquietos e hiperactivos, se mueven a una velocidad extraordinaria, se suben en las paredes, en las lámparas, en los techos y necea todo. En las horas de la noche sobretodo, molestan a los niños, los pellizcan, les halan el pelo, la sábana, etc. Los niños solamente lloran y se levantan a media noche, ellos no tienen la capacidad para explicar lo que está pasando. Los padres van a experimentar un cambio en el hábito de dormir del niño, antes dormía toda la noche, ahora se levanta varias veces llorando.

¿Cómo entran y como salen?

Los gnomos entran a través de los programas infantiles de televisión, especialmente donde aparece Barni, los dibujos infantiles agresivos japoneses como Pokemon y los de Walt Disney. Salen ungiendo el cuarto del niño con aceite, atando y enviando al abismo los gnomos en el nombre de Jesús. Lógicamente, de ahí en adelante, hay que seleccionar mejor los programas de televisión para los niños.

El divino niño

Reseña histórica.

recaudar fondos para la construcción de un templo, pero no tiene éxito. Fue entonces que tuvo la inspiración de pedir a Nuestro Señor por los méritos de su infancia. Desde entonces el éxito del padre fue extraordinario y se convirtió en un gran devoto del Divino Niño, dedicando su vida a la propagación de la devoción a esa divinidad. Después de 13 años de ministerio en Barranquilla, el padre del Rizzo fue trasladado a Medellín, donde continuó su labor exhortando a todos a confiar en Jesús por los méritos de su infancia. Al principio, la devoción del padre del Rizzo se identificaba con la imagen del Niño Jesús de Praga.

En 1935 el padre del Rizzo fue trasladado a Bogotá y se encontró allí una imagen del Divino Niño. Colocó el padre la imagen en unos terrenos baldíos del barrio 20 de Julio en Bogotá y fundó la iglesia católica con ese nombre, donde llegan en gran cantidad los idólatras de todo el país.

El espíritu del divino niño o Eleguá.

Eleguá es una de las siete potencias africanas representada por un niño, en la santería utilizan a cualquier santo niño para invocar a Eleguá; al santo niño de Atocha o al divino niño. Lo utilizan en la brujería para atacar niños desde que tienen días de nacido hasta los doce años. Atormenta, enferma y mata.

Las personas atacadas con este espíritu, sueñan constantemente con niños en todos los aspectos y circunstancias. Niños pequeños, niños de brazo, dándole de mamar, que está en peligro, que se está ahogando o que se está yendo a un abismo. Se puede presentar con la cara de un niño de la familia, sobre todo la de aquel que está siendo atacado en el trabajo de brujería. Aparece del tamaño de un niño de doce años, aunque la persona que usted conoce tenga más edad.

Luchito

Reseña histórica.

Este fue un niño, que a la edad de doce años murió en Barranquilla y fue enterrado en el Cementerio Universal de esta ciudad. Un familiar

In document 1. Principios Prácticos de Guerra Espiritual (página 109-122)